viernes, 12 de febrero de 2016

Polvo eres...

El pasado miércoles, que era el de Ceniza, oigo la voz de Santiago, desde su cuarto:

¡Papá, tu estás ya en la edad madura!
Pego un respingo.
 -Si, hijo, sí- le grito desde el salón.
¡Cuando llegues a los setenta estarás en la ancianidad!- continúa.
Si Dios quiere- respondo.
Debe estar estudiando ciencias naturales o algo así.

En fin... ¡doble ración de ceniza!

2 comentarios:

  1. Ay, los niños. No tienen el freno de la hipocresía. Muchas veces lo hacen sin mala intención, pero la herida suele ser dolorosa.

    Espero que al menos aprobara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me vino muy bien para empezar la cuaresma.

      Eliminar