lunes, 28 de diciembre de 2015

SANTOS INOCENTES

Celebrando la Nochebuena se le cayó un diente a Santiago. Al día siguiente lo puso junto a su cama para que se lo llevase el ratón Pérez. Cuando me iba a acostar vi el montaje que había hecho con los artilugios de los clicks. Un cubito con agua, una rampita para subir y otra serie de elementos que yo no sabía que utilidad podrían tener, pero que él y el ratón seguro que sí.
Además una nota


que trascribo: EL DIENTE SE ME CALLO ALLER pero yegamos Tan Tarde que se me olbido ponerlo. Lo siento Feliz Navida

El ratón Pérez les suele contestar con notitas que ellos guardan encantados.












Me fui a la cama alucinado de la bendita inocencia de los niños, que a veces se nos olvida, y están en otra galaxia, en otro mundo. Qué responsabilidad.

4 comentarios:

  1. Pues sí, qué responsabilidad...!

    Precioso, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Espero que él guarde la nota del Ratoncito Pérez.

    Y que el Ratoncito Pérez guarde la de él.

    ResponderEliminar